PEST MANAGEMENT
10/1/2020

Visitas no bienvenidas

Bill Calkins

A principios de primavera, el editor Chris Beytes compartió algunas historias en su boletín electrónico Acres Online acerca de extrañas plagas detectadas en invernaderos. Contó a sus lectores sobre jabalíes en Texas y una invasión de conejos en Florida. Decidimos que sería divertido indagar un poco más en esto y pedimos en las redes sociales que nos contaran lo que han encontrado. ¡No teníamos idea de que sería un tema tan popular! (Tal vez con todo lo negativo del 2020 ustedes necesitaban un respiro y contar historias locas de plagas en invernaderos fue algo terapéutico.) De las más de 125 respuestas, aquí hay unas de las mejores.

(Nota del editor: Una plaga constante son los mapaches. Al parecer, aman masticar el policarbonato y dormir entre las capas.  No sólo es una historia divertida ¡sino que también tienen fotos geniales! Imaginen mirar al techo y ver siluetas de animales suspendidos en el aire.)

 


Canguros saltando indiscriminadamente por nuestro vivero, volcando las macetas.—Australia

¡Un caimán atravesó toda una casa hasta llegar al área de descanso!—Florida

Un ganso canadiense que no podía volar me seguía al invernadero todos los días. Mientras yo estuviera ahí no había problema, pero cuando salía a hacer entregas, él atacaba a todos—Virginia

Los osos negros iban tras la fruta de los árboles del vivero. Definitivamente asustaron a algunos trabajadores.—Columbia Británica

Un venado corría a través de la casa de cristal—literalmente atravesando el cristal. No una, sino dos veces. Se las arregló para pisotear muchas plantas en su camino. Fue un camino pequeño, pero con muchos daños.—Ohio

¡En el vivero había caimanes por todos lados! Estaban por toda la tierra de siembra y todos corrían y gritaban. Un día, estábamos atando vides y un caimán se acerco entre las filas y corrimos a subirnos a los remolques para evitar que nos mordiera.—Carolina del Sur

En este momento está un cocodrilo en nuestra cuenca de agua.—Brasil

Mis condenados emús meten sus cabezas al suelo y muerden los cactus de vez en cuando.—California

¿Qué no hemos visto? He visto hurones, un pavo real, un oso negro bebé, un conejito de orejas caídas, mapaches, una  rata almizclera, marmotas, venados, ardillas, todo tipo de aves y, por supuesto, insectos.—Ohio

Cuando era niño, había un asilo de ancianos al lado de nuestro negocio donde tenían un mono de mascota. A veces el mono se soltaba y terminaba pasando el rato en nuestros invernaderos No podíamos trabajar hasta que el mono se fuera.—Massachusetts

Un alce joven metió sus cuernos en el policarbonato de tres invernaderos.—Alberta

El ganado de papá alcanzó y jaló las macetas de plantas de plátano por encima de la cerca para comérselas.—Indiana

Tenemos problemas con pavos.—Michigan

Los caimanes y las tortugas lagarto son comunes aquí.—Florida

Había una ardilla que venía cada noche a desenterrar y comerse las semillas que plantábamos. Amaba el calabacín y los pepinos y comía más de 1000 semillas de calabacita. Lo llamamos Chip.—Nueva York 

Había una zarigüeya en el bote de basura.—Wisconsin

No es una plaga en sí, más bien un método de control de plagas: Hay un gato montés que viene a nuestro invernadero de vez en cuando.—Missouri

Las ratas siempre se están comiendo la cinta de aislar en nuestro invernadero orgánico.—Colorado

Por acá, lidiamos con un montón de sapos y lagartijas.—Texas

Hemos tenido con problemas con tejones.—Colorado

El ganado del vecino se soltó en el vivero de árboles. Simplemente lo llamamos el nuevo programa de fertilización orgánico.—Florida

Aquí hay algunas plagas raras: encontré una paloma de carreras (localicé al dueño gracias a la banda de la pata), una cabra, un mapache que pescaba en nuestro estanque de exhibición, ranas, ranas toro, sapos, un halcón, variaciones de pequeñas aves, mariposas y colibríes que chupaban un poco de néctar y conejos (incluyendo un nido de bebés). Una vez captamos en vídeo a una rana toro tragándose un sapo. Y vimos un coyote en el campo de crisantemos (tal vez iba tras los conejos). ¿Se nota que vivimos en el campo?—Maryland

Una vez había una vaca en el invernadero. Caminó directo al cultivador y le mugió.—Louisiana

Una vez las marmotas se comieron cientos de crisantemos. Cuando los clientes preguntaron por qué algunas plantas estaban pequeñas o deformes, tuve que explicar que había sido un "bufé de todo lo que puedas comer”.—Ohio

Los ratones cortaron 10 bloques de caléndulas en una noche.—Maine

Un pavo real y varios pavos se comen nuestro ruibarbo y hostas.—Indiana

Las nutrias estaban destruyendo los arces aquí en la granja.—Oregon

Los conejos frecuentemente mastican las líneas de riego para tomar agua. Y ha habido venados, marmotas, hormigas que destruyen las macetas de gerberas y aves que se meten al invernadero para comer semillas de las bandejas.—Nueva York

Tortugas lagarto—parece que somos un criadero de muchos tipos de tortugas, pero nos da una sensación muy particular cuando el perro se enloquece y un pargo sisea.—Pennsylvania

Había calamones pukeko (porphyrio), que jalaban los rizomas de nuestro vivero de campo por diversión y mordisquean los botones de los árboles de manzana recién florecidos.—Nueva Zelanda


Esto es solo una pequeña parte de algunas de las respuestas más interesantes. Desde historias de osos y caimanes hasta ratones y ratas, parece que los invernaderos atraen visitantes muy interesantes. Esperamos que puedas identificarte con algunas de estas historias o tal vez sólo estés contento de que las plagas que has tenido sean más tradicionales.

Antes de terminar, algunos lectores dijeron que a veces los humanos pueden ser la peor plaga. Tal vez estés de acuerdo. Después de tener que lidiar con niños que cambian las etiquetas de los cultivos, empleados que se exceden con la manguera de riego y los clientes que se roban los esquejes, tal vez preferirías recibir a una familia de mapaches que viva en el policarbonato. GT

 

MOST POPULAR